Reseña de Un Opositor en Paro en: Puesto de Lectura

Portada del libro "Diario de un opositor en paro", de Ángel Company Albert

Diario de un opositor en paro, de Ángel Company Albert, escritor nacido en la población de Albaida.

Puedes encontrar esta publicación en ya su segunda edición e en Albaida en el kiosko de la Glorieta o en papeleria Blasco, o en Amazón y FNAC entre otros sitios de España . Por si alguién quiere conseguirlo. Muy recomendable a la par que cierto todo lo que escribe su autor en él.

En el trabajo, en cambio, todo sigue como en un cuento de hadas. La gente parece que no se dé cuenta de que las cosas van a cambiar y más pronto de lo que parece. Ojalá tenga suerte y encuentre un trabajo de lo mío pronto. Ya estoy cansado de ir por la vida dando tumbos, en contratos de dos y tres meses.

Editorial: Ediciones Babylon

Fecha de publicación: 2014
Páginas: 138
ISBN: 978-84-16318-06-3
Precio: 11,95€ paper-book / 2,95edición ebook
SINOPSIS
En forma de diario, un joven se enfrenta al estudio de unas oposiciones con la incertidumbre sobre su futuro que le provoca la realidad económica del país.
AUTOR
Ángel Company Albert es un autor español licenciado en Filología inglesa. Como escritor ha publicado un poemario (Mikrokosmos), y diferentes relatos, artículos, microrrelatos y poemas. Diario de un opositor en paro es su debut en formato largo.
TRAS LA LECTURA
Diría que Diario de un opositor en paro es un texto esperanzador. Y es que, tras terminarlo, uno termina con una sensación de que el esfuerzo merece la pena. Si bien es cierto que, hacia el final, el autor del diario se encuentra en una época más optimista y eso se refleja en lo que escribe.
Es este diario un libro que describe el viaje del héroe, sólo que en esta ocasión el héroe no recorre tierras plagadas de dragones, sino que es un joven de la Comunidad Valenciana en busca de un futuro laboral que le permita llevar una vida digna. Sus monstruos serán él mismo en primer término (esa pelea interior con nuestro yo, nuestra esperanzas y desesperanza que todos experimentamos alguna vez), y la sociedad en crisis que, en su diario, empieza a ver los dientes al lobo, ese que ya medio nos ha roído los huesos.
A pesar de su título, que me hacía augurar un libro humorístico lleno de anécdotas sobre estudiantes de oposiciones, las entradas del diario se centran más en el día a día y no cuentan tan en detalle aspectos de las oposiciones (que, la verdad, podría haber resultado algo aburrido), sino de las vivencias del protagonista en todos los aspectos de su vida. Sus propósitos de estudio que no siempre se cumplen, sus vacaciones, sus salidas con cargo de conciencia por no estar estudiando, sus trabajos temporales para poder subsistir y sus preguntas de si merecerá la pena el esfuerzo.
Como todos los diarios que he leído, el elemento voyeur sirve para que, empaticemos más o menos con el personaje, queramos seguir leyendo a ver qué le pasa a continuación. Por otro lado, la naturalidad con que describe cada escena, que reconocemos al instante como real, y la actualidad del diario, que sucede hace apenas unos años, ayudan para que se visualice lo leído a la perfección.
Podemos reconocer en algunas escenas vivencias personales que hemos tenido, ese “ver venir” que “la cosa tiene que reventar pronto y entonces qué”, que se percibía antes de que la crisis fuera una realidad, esa desesperanza de una generación que no sabe muy bien qué hacer con su futuro, si emigrar o seguir intentándolo en su tierra, y esa impotencia y rabia al ver injusticias o despilfarros con los que almorzamos casi a diario. Este diario es, en definitiva, un buen retrato social de esta época.
Algunas cosas que me han gustado son el buen gusto del protagonista en cuanto a cine, literatura y música (y, sí, digo buen gusto porque tenemos algunos gustos parecidos), que me ha sorprendido con algún descubrimiento, y su personalidad que, aunque sea irónica, no cae en la queja por la queja y el desencanto sin más, sino que conserva algo de rebeldía e inconformismo. Por otra parte, y quizás de forma inintencionada por el autor, también hace un retrato de Valencia en sí, que en términos generales, a mí me ha dejado buena impresión (me han quedado ganas de ir allí a comer paella, para qué negarlo).
¿Recomendable? Es una lectura ligera y agradable que al final tiene un mensaje positivo y nos puede hacer sentir algo menos solos, algo más comprendidos y, en definitiva, algo mejor en una época de desilusión y desesperanza como la de la actual crisis.
Anuncios

Acerca de Albaida

Noticias, actualidad, eventos, el dia a dia, hacer amigos, Albaida un paradis entre montanyes
Galería | Esta entrada fue publicada en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s